Proyecto de Renovación de Vestíbulo, antes y después
Retrato de Alicia

Actualización del Vestíbulo

Agregue Interés Arquitectónico A Una Pared Beige de Ladrillos Aburrida

Alicia

Thrifty and Chic

¡Lleve cualquier pared al siguiente nivel con una capa de pintura y algunas molduras! Dar a sus paredes detalles arquitectónicos es fácil y permitirá hacer de cualquier pared algo bello.

Gama de Colores de Behr

Este color es Swiss Coffee

Swiss Coffee

12

El vestíbulo antes que comenzáramos a pintarlo
El zócalo está encintado y listo para pintar

Como la mayoría de las personas, nos mudamos a una casa construida con materiales de bajo costo y sin estilo. Tenía alfombra beige, tejas beige, gabinetes beige y paredes beige estándar. Durante los últimos 7 años, emprendí un viaje para convertir nuestro hogar construido con materiales de bajo costo en algo un poco más especial. Nuestro vestíbulo de entrada es lo primero que se ve al ingresar, y aunque me encanta nuestra escalera y entrada de dos pisos, la pared principal debajo de las escaleras es demasiado aburrida. Definitivamente, no tenía nada que llamara la atención.

Decidí llevar esta pared al siguiente nivel y agregar algo de carácter y personalización con pintura y un tratamiento de tablas y listones de madera.

El primer paso fue elegir el color. A pesar de que nuestra entrada recibe mucha luz solar, esta pared siempre parece muy oscura. Deseaba hacer que la entrada luciera más iluminada, aireada y acogedora. Entonces, decidí buscar un tono de blanco para iluminarla. ¿Mi único problema? Obtener el blanco que combine con la moldura existente y que no luzca tan deslucido. No quería tener que repintar toda la moldura, que también llega a algunas puertas del mismo color. Entonces, elegí un grupo de muestrarios de pintura con diferentes tonos de blanco y los traje a casa. A partir de allí, decidí qué color coincidía mejor con nuestras molduras y puertas.

Miramos muchísimas muestras de pintura antes de decidirnos por un color
Use un patrón en W al aplicar pintura con el rodillo sobre la pared

Opté por un brillo satinado ya que es lo que mejor combinaba en el vestíbulo y coincidía con el brillo de las otras paredes adyacentes. También elegí el imprimador y la pintura dos en uno para ahorrar algo de tiempo y de trabajo.

El paso siguiente fue preparar la pared, encintar todas las molduras y la pared adyacente. También quité la tapa del tomacorriente.

Para comenzar a pintar, utilicé mi brocha en ángulo y pinté aproximadamente 4 pulgadas en la pared a lo largo del perímetro. Al hacer esto, apliqué la pintura con la brocha en la pared para evitar las líneas gruesas y para facilitar la mezcla con el resto de la pintura que se aplicaría más tarde. Luego, tomé mi rodillo y pinté el resto de la pared dibujando un patrón en "W" hasta lograr la cobertura completa.

Swiss Coffee era el blanco perfecto. Tenía suficiente calidez para lograr que las molduras no se vieran sucias.

Medir Una Vez, Cortar Dos Veces

El paso siguiente es medir la pared y determinar cuántas filas y columnas se necesitan para los cuadrados. Medí la altura de mi pared y la dividí por tres, ya que quería 3 filas.

A continuación tomé la misma medida (34 pulgadas) e hice marcas a lo largo de toda la pared cada 34 pulgadas, y también hacia arriba.

Corte de las molduras al ángulo de las escaleras
Use cinta para pintores para marcar el lugar donde colocará las tablas horizontales

Una vez que supe dónde colocaría la moldura, medí los listones verticales primero cada 34 pulgadas, desde la moldura hasta la moldura de la escalera. Una vez hecha la medición, determiné el ángulo que necesitaría cortar en cada pieza de moldura para que se adapte a la escalera. El ángulo de mi escalera resultó ser de 36.2 grados. Los ángulos de las escaleras difieren en algunos grados, entonces para calcular este ángulo, puede colocar su moldura sobre la moldura de la escalera y hacer una marca a cada lado y luego usar una sierra ingletadora y cortar entre las dos líneas. Puede ver en su sierra ingletadora el ángulo que acaba de cortar.

Debido a que estaba usando nuestra moldura base existente y obviamente no quería que sobresaliera, también corté la porción inferior de la moldura vertical en un ángulo de 45 grados. Esto facilitó la transición de la moldura base existente a la nueva moldura.

Antes de colocar los listones verticales, decidí usar la cinta para pintores y un nivel láser para alinear el lugar donde debía colocar los listones horizontales.

Primero instale los listones verticales
Nivelado de las tablas antes de clavarlas

A continuación clavé los listones verticales, asegurándome de que se encontraran nivelados en toda la pared. Si los listones no están en un soporte, se recomienda usar liquid nails y adherirlos a la pared. Como estos listones iban arriba, quité alrededor de 4 pulgada de cinta que quedaría detrás pero dejé el resto en la pared.

Para los listones horizontales, usé el mismo ángulo de antes, solo al cortar, y coloqué el extremo romo de la moldura en la sierra ingletadora.

Después de medir y cortar los ángulos (de ser necesario), coloqué cada listón sobre la cinta para pintores. Esta técnica me aseguró que mis listones horizontales quedaran nivelados a lo largo de las tablas verticales. Luego los clavé en los soportes.

Visualícelo

Rodillo de pintura de Behr, brocha, cinta para pintores y un galón de pintura Behr

Busque, combine y visualice estos colores y más con ColorSmart por BEHR®.

  • Pinte una imagen de la habitación antes de comprar
  • Guarde los colores, las imágenes de la habitación, los cálculos de pintura y más en su cuenta
  • Envío gratis de muestras de pintura y la mayoría de los pedidos de más de $45.
Explore los Colores y Compre Ya

Es notable la diferencia que se logra dando acabado a las molduras.

Me gusta mucho usar compuesto de calafateo para rellenar cualquier hueco u orificio de clavos

Ahora pasemos a la parte final del trabajo. En el pasado utilicé muchos productos para rellenar los bordes y orificios, pero mi producto favorito siempre fue la masilla. Utilicé la masilla en todas las juntas y en las intersecciones entre la moldura y la moldura de la escalera. También la usé en los orificios de clavos. Una vez aplicada en un área, rápidamente la limpié con un trapo húmedo para quitar el excedente de masilla. ¡No hizo falta lijar!

Para las uniones donde la moldura toca la pared, también apliqué masilla.

A continuación, apliqué la última capa de pintura a cada pieza de moldura y donde estaba colocada la masilla. ¡Trabajo terminado!

El vestíbulo se ve hermoso con la pintura y las molduras renovadas

La Gran Revelación

El color de la pintura complementa la belleza de la madera y el hierro forjado de la baranda de la escalera; ¡simplemente la hace resaltar! Ahora esta entrada se ve como la de una casa en la que se pensó cada detalle de construcción. ¡Adiós pared beige!

Retrato de Alicia

Alicia

Alicia, la voz aficionada a los proyectos Hágalo Usted Mismo detrás de  Thrifty and Chic. Me siento muy cómoda cuando tengo que diseñar algo o decorar un espacio. Me enorgullece saber que tengo más herramientas eléctricas que mi esposo y no le tengo miedo a asumir nuevos proyectos por capricho. Mi especialidad son las ideas de decoración Hágalo Usted Mismo y llevarlas adelante de la manera más económica posible. Comprendo la necesidad de tener un hogar hermoso y refinado, y no creo que haya necesidad de invertir mucho dinero para conseguirlo.