El Carrito de Compras está Lleno
No puede añadir ningún otro artículo al Carrito de Compras
Cerrar Ventana
El sitio cerrará la sesión

Usted está abandonando el sitio web de BEHR® Consumer. Se cerrará la sesión.



Pregunte a un Experto por Correo e.

Gracias,
Su correo e. fue enviado a nuestros expertos.



Agradables Pasteles

Los colores pasteles son delicados y acogedores y le dan luminosidad a cualquier ambiente. Dada la gran cantidad de tonos, desde lima claro a rosado suave o verde menta claro, podrá realzar el estilo de cualquier habitación con una paleta de colores pasteles.

Los colores pasteles son la opción ideal si lo que busca son tonos sutiles y quiere arriesgarse a usar colores que no sean el crema o el beige. Puede mantener la sencillez de una habitación si pinta las paredes de un solo color y realza los muebles y las piezas decorativas. Anímese y pinte algunas paredes en tonos pálidos y otras con tonos más intensos de la misma gama de colores. La sutil versatilidad de los tonos pasteles los convierte en la opción ideal para cualquier habitación y cualquier estilo.

No es necesario que las paredes del cuarto sean monocromáticas, en especial si la habitación tiene distintos elementos, como una chimenea o un área con sillas. El cuarto principal está pintado en un color maíz neutro de aspecto apacible, que se ha combinado con el igualmente sutil blanco arena de la delicada alfombra. La chimenea aporta un toque acogedor y las paredes azul cielo junto con las molduras blanco fresco crean una sensación de claridad y frescura. Al pintar de color azul cielo el área donde están las sillas y alrededor de la ventana, diferenciamos mejor este espacio del sector donde está la cama. Los detalles, como las molduras arquitectónicas, añaden atractivo visual y contribuyen a la armonía del cuarto gracias a sus luminosas tonalidades blanco lino. Use la cama como elemento cromático unificador. Incorpore tonos cielo claro en las sábanas y el edredón, y delicados blancos hueso en las fundas de almohadas y las colchas. La luz de las velas y lámparas de mesa beige, junto con la luz natural, crean un entorno sereno.

Ya sea que viva en una isla tropical o desee vivir allí, use colores pasteles que reflejen en su hogar la esencia de Miami Beach. Logre un equilibrio usando delicadas tonalidades de blanco hueso, como gris pastel en la pared detrás de este moderno sofá, y colores pasteles más alegres. La combinación de amarillo soleado y verde mar usada en las paredes de las ventanas atrae todas las miradas hacia el impresionante paisaje. La biblioteca empotrada y los gabinetes curio llaman la atención si el fondo rebosa de tonos verde agua. Estos colores contrastantes se destacan si se los combina con un color blanco puro. Añada texturas a este elegante espacio con tapizados estampados y alfombras de pelo largo. Las mesas de vidrio con patas de cromo reflectantes y las elegantes lámparas dan un toque moderno. Si elige un diseño inspirado en Miami Beach, sin duda querrá que el ambiente luzca aireado y espacioso, por ello, no cubra sus ventanas para que la luz natural inunde la habitación. Los pisos de madera maciza pulida reflejan la luz del exterior.

Combine lo antiguo y lo nuevo en esta habitación con estilo vintage y chic. Los colores pastel se funden con un estilo clásico francés que aporta toques elegantes. En las paredes se usó un tono celadonia: color verde jade pálido grisáceo. Es un fondo perfecto para los distintos colores de las telas y los detalles, desde flores frescas color fucsia hasta mesas con patas doradas o cojines con estampado floral. Gran parte de la decoración es tradicional, incluso el sofá con respaldo acolchado y patas torneadas y el espejo decorativo ovalado con un marco de metal ornamentado. La silla de terciopelo se destaca no solo por su llamativo color azul pálido, sino también por ser un objeto moderno y extravagante en un ambiente con estilo vintage. Los tonos pasteles visten no solo las paredes, sino también todos los accesorios que adornan la sala: la lámpara con pantalla en el rosa típico de las espumas de algodón, los distintos diseños de cojines y las cortinas transparentes en rosa oscuro. Al igual que los cojines, las cortinas tienen un diseño floral que no desentona con el estilo del ambiente. Gracias a la altura a la cual se colocaron, las cortinas añaden mayor atractivo a la sencillez de las paredes altas. Las molduras esculpidas, pintadas en blanco suave, resultan un elemento repetitivo, que aporta simetría.

La hora del baño es un momento de relajación. Este baño de estilo clásico, cuya tina tiene patas tipo garra, se destaca por sus relajantes colores. Las paredes azul grisáceo exquisitamente adornadas con molduras decorativas blancas agregan un inusual toque de sofisticación en los baños. Los sutiles detalles en colores pasteles dan un aire primaveral, como las toallas de felpa azul pálido, rosa tenue y ciruela. Los detalles decorativos plateados resplandecen en los candelabros de las pared, el lujoso espejo, los grifos y el cubo de plata martillada ubicado junto a la tina. Las persianas en color blanco hueso permiten que penetre la luz natural, aun estando cerradas, y ofrecen privacidad. La mesa auxiliar estilo antiguo, una herencia familiar o un tesoro hallado en el mercado de pulgas, realza por su acabado amarillo pálido, desgastado. Además de ser encantadora, es práctica para almacenar y exhibir sus accesorios, como los jabones artesanales en una fuente de plata antigua y una jarra de cristal con artículos de baño. Un florero sencillo aporta color. No es necesario ocultar el radiador. Este calentador de vapor calefacciona y decora el cuarto. La alfombra con diseño romboidal, en la misma gama de colores serenos, aísla sus pies del frío piso de madera maciza.

Los vestíbulos comunican una habitación con otra, pero también pueden servir como puentes que conectan estilos y ser un punto de transición entre paletas de colores. Los pasteles son ideales para lograr este efecto, amplían las entradas y contrastan con colores más intensos. Dependiendo de la iluminación, un vestíbulo color rosa puede tomar la tonalidad de un pimpollo de color pálido o del interior de un caracol marino encontrado en la playa durante una caminata vespertina. Puede incorporar cuadros, láminas o alfombras al vestíbulo para combinar los colores entre todas las habitaciones y lograr una uniformidad. Atractivas pinturas con diseños geométricos simples se complementan con el intenso color ciruela de las paredes adyacentes, y el marco interno blanco de los dibujos de carbonilla en la pared más alejada combina con el techo y los zócalos en blanco níveo. Los muebles en tonos neutrales y arena, como la silla estampada y la lámpara de techo texturizada, se destacan y contrastan con la pared ciruela pero no desentonan con el rosa pastel. Las mesas auxiliares Lucite encastradas ofrecen espacio de almacenamiento sin ocupar lugar.

Los colores pasteles son una opción versátil para embellecer sus habitaciones. Estos tonos pálidos combinan fácilmente con otros tonos pasteles y permiten lograr un contraste elegante con colores vivos o intensos. Si quiere arriesgarse a usar un color que no sea blanco o beige, pero no se anima a probar un color intenso, los pasteles son la mejor opción. Funcionan en cualquier espacio de su hogar y lucen hermosos en cualquier estilo de decoración. Sin importar los muebles o accesorios decorativos que tenga, los pasteles son el color de fondo perfecto para sus espacios interiores. Pruebe un rosa pálido, azul luminoso o verde suave en sus paredes y verá la diferencia que puede lograr en su hogar con estos adorables colores.